Curación de datos: presente y futuro del Business Intelligence

Business Intelligence

Al hablar de Business Intelligence, aparecen de manera indisociable dos conceptos: datos e información. A partir de ahora hay que sumarles la curación de datos. Según una acertada definición de la Universidad de Illinois, “es la gestión activa y continua de los datos a través de su ciclo de vida y su interés y utilidad para los estudios, la ciencia y la educación. Las actividades de curación permiten el descubrimiento y recuperación de datos, mantienen la calidad, añaden valor y permiten su reutilización a lo largo del tiempo”. Añadámosle un toque de complejidad: estos datos suelen encontrarse en orígenes diferentes y han de integrarse en repositorios que tendrán más valor que la propia fuente.

Curación de datos Business Intelligence

La cura de datos, esencial para el éxito de la empresa actual

Las herramientas de Business Intelligence que usan hoy en día las empresas han de superar un reto constante: la gestión de los datos que provienen de múltiples orígenes.

De este enorme caudal de datos, que conocemos como Big Data, han de saber discriminar aquellos datos que realmente son útiles y combinarlos de manera homogénea con el resto para obtener una información que sea verdaderamente útil para el negocio.

En la actualidad, este proceso de depuración, filtrado y combinación de datos se ha convertido en uno de los más importantes que deben realizar estas herramientas analíticas, mucho más allá de la representación gráfica o de la combinación de las diferentes dimensiones.

Las más modernas plataformas de Business Intelligence ya incorporan avanzadas aplicaciones para curar los datos, apoyándose en conceptos como los siguientes:

  • Catálogos de datos. Funcionan como un diccionario o glosario de orígenes de datos, y definiciones de datos compartidos. Los usuarios avanzados y administradores pueden añadir descripciones y definiciones a las fuentes y campos de datos, así como etiquetarlos para localizarlos con mayor rapidez o incorporar indicadores del grado de calidad de esos datos. Junto a una plataforma de Business Intelligence, ayuda a verificar los orígenes de datos y a identificar su impacto mediante métricas.
  • Gestión semántica. Apoyada en los metadatos, la semántica es uno de los componentes que más recorrido va a tener dentro de las herramientas de Business Intelligence. Indicar la sinonimia entre conceptos y establecer relaciones precisas entre ellos va a ayudar a que los usuarios interactúen de nuevas maneras con los datos. En este sentido, el uso del lenguaje natural va a permitir obtener, gestionar y analizar la información de una manera mucho más simple, rápida y eficiente, sin recurrir a complicadas instrucciones.

Como se puede comprobar, la curación de datos es una de las puntas de lanza de las modernas herramientas de BI. En Intelligence Partner somos expertos en este ámbito, y queremos que aproveches sus posibilidades para aumentar el éxito de tu negocio.

Una buena muestra son las soluciones de inteligencia de negocio que ofrecemos. Entre ellas destaca Tableau, que incluye la avanzada herramienta de curación de datos, Tableau Prep. De ella ya hablamos en un anterior artículo de este blog, donde comparábamos el proceso que realiza con el famoso lema de la RAE (“Limpia, fija y da esplendor”).

¿Quieres mejorar tus resultados apoyándote en datos precisos y perfectamente catalogados, listos para ser analizados desde múltiples perspectivas? Desde Intelligence Partner te ayudamos a descubrir cuál es la mejor manera de combinar la curación de datos con tu herramienta de Business Intelligence.

Puedes empezar descargando una versión de prueba gratuita de Tableau Prep.

Adelántate al futuro.

Me gustaría tener más información