Home / Productos / Google Cloud Platform

Google Cloud Platform

Computación

Scroll down

1. Google Compute Engine: tus máquinas virtuales en la nube

Google Compute Engine es un conjunto de máquinas virtuales, alojadas en la infraestructura de Google (IaaS) diseñadas para ejecutar cargas de trabajo a gran escala, beneficiándose del rendimiento de la red de fibra mundial de Google. Funciona bajo un modelo de pago por uso:

  • Máquinas virtuales escalables y de alto rendimiento, gracias a que usa los centros de datos de Google.
  • Red rápida y eficiente, incluso a escala masiva. Usando la red mundial de fibra privada de Google, sin interrupciones.
  • Red global que respeta el medio ambiente: la infraestructura carbono-neutral. El 35% de la energía proviene de recursos renovables y la red de centros de datos consumen un 50% menos que los convencionales.
  • Valor: Google Compute Engine te da un 50% más poder de computación que otros proveedores líderes en la nube.

 

2. Google Kubernetes Engine

Kubernetes Engine es la solución para la gestión y mantenimiento de clusters de Kubernetes del maestro en tecnología de contenedores y padre de Kubernetes: Google.

Se encarga de mantener, actualizar y escalar tus clusters para que puedas tener tus aplicaciones siempre disponibles sin importar la demanda. ¡Y optimizando el coste! Al usar la tecnología más actual, Kubernetes Engine te permite tener almacenamiento persistente para ejecutar también aplicaciones stateful. Aprovéchate de los económicos precios de las máquinas preemptible para ciertos trabajos sin comprometer al resto.

Como Kubernetes Engine utiliza Kubernetes certificado, no quedas atado al vendedor y puedes incluso usar tus máquinas en local junto con la nube de Google.

 

3. Google App Engine: aplicaciones escalables

Google App Engine es un servicio Paas (Platform as a Service) para el alojamiento de aplicaciones, que facilita el desarrollo rápido con los lenguajes más comunes (Python, Java, PHP y Go) y te proporciona una gran escalabilidad. Es transparente para el desarrollador, dado que se trata de una infraestructura totalmente autogestionada.

  • Te permite publicar aplicaciones web en línea sin necesidad de preocuparte por la parte de la infraestructura.
  • Te facilita construir, mantener y escalar tu aplicación en la medida que sea necesario y cuenta con un balanceador de carga y escalado automático.
  • Tu aplicación solamente consumirá las máquinas necesarias para tener un perfecto comportamiento y para que la respuesta de tu app sea la más óptima.
  • Escala automáticamente tu aplicación en respuesta a la cantidad de tráfico que esta recibe, por lo que pagas sólo por los recursos que utilizas.
  • Consta de servicios integrados que te permitirán implementar aplicaciones web y móviles mucho más rápido.
  • Dispone de escáneres de seguridad automáticos o manuales y detecta las vulnerabilidades más comunes de aplicaciones web. Identifica cualquier tipo de amenaza a tiempo.
  • Podrás trabajar con herramientas de desarrollo conocidas con las que puedes crear tus aplicaciones sin modificar tu flujo de trabajo.