Inteligencia de negocio: tomar decisiones con una herramienta de BI

Business Intelligence

Tres aspectos fundamentales para disponer de la agilidad que nuestros negocios y nuestros clientes nos demandan: versión única de la verdad, información en tiempo real y flexibilidad en la analítica del dato.

Toma decisiones Business Intelligence

Muchas veces hablamos de mejorar los procesos que forman parte de la actividad de un determinado negocio, pero a menudo no se sabe a ciencia cierta qué es lo que debe ser optimizado. ¿Dónde poner el foco? ¿Cómo detectar ineficiencias? O desde un punto más positivo, ¿cómo identificar los puntos de mejora?

Normalmente no disponemos de métricas que nos ayuden a tomar decisiones. Podemos tener la información, pero no somos capaces de extraer conclusiones valiosas. O quizá hayamos tomado ya medidas, pero no podemos constatar los beneficios derivados de ellas.

Lo que está claro es que debemos analizar aquella información relacionada con esa actividad productiva, y normalmente cruzarla con información de contexto como puede ser el mercado, el coste de cada proceso, o el impacto que una decisión haya podido tener en el precio final de un producto o un servicio. Todo esto es posible gracias a las soluciones de Business Intelligence (BI). Normalmente va mucho más allá de donde una solución tipo ERP o CRM puede llegar, porque cohesiona información de diferentes fuentes.

Dejemos que nuestro negocio tome la palabra

Las decisiones muchas veces se toman en base a informes estáticos, que nos proporciona bajo petición un responsable de área, y son la “foto” de un momento dado. Pero en los negocios de hoy en día las situaciones cambian continuamente, y quizá cuando queramos tomar la decisión el escenario ya haya cambiado. Necesitamos lo que se conoce como una versión única de la verdad. Es un aspecto importantísimo para la toma de decisiones.

Las tecnologías de Business Intelligence, a través de sus sistemas automatizados, disminuyen considerablemente los riesgos debidos a estos desfases, a multiplicidades o a errores humanos.

Asimismo, la inmediatez del acceso directo a los datos en tiempo real le da credibilidad a los responsables de la toma de decisiones y nos conduce a un entorno empresarial más confiable y próspero. Es más, lo habitual es que los gráficos o resultados que nos aporta el BI mediante Dashboards permitan bucear e ir al detalle de los resultados, lo que no sólo servirá para reforzar una decisión, sino también para poder convencer sobre la idoneidad de una determinada medida.

Las necesidades cambian, el escenario también. ¿Lo hacen nuestras herramientas?

Anticiparse a las necesidades es dificilísimo. Y no sólo hablamos de las de nuestros clientes, sino a las nuestras propias. Cuando se trata de la necesidad de información, muchas veces los sistemas (CRM, ERP, etc.) suelen ser muy rígidos, o para evolucionar necesitan consumir mucho tiempo de la bolsa de horas de nuestro proveedor. Estamos atados. Pero las herramientas de Business Intelligence, una vez definido y construido adecuadamente el modelo de datos, nos darán una flexibilidad impresionante.

Eso sí, antes de tomar decisiones a cualquier nivel, es preciso realizar un profundo análisis sobre la fuente de datos. Se requiere un modelado previo de los datos para que luego los análisis, las tablas, los gráficos y los cuadros de mando interactivos se puedan construir adecuadamente.

Como expertos en Business Intelligence, en Intelligence Partner podemos ayudarte no sólo en el despliegue y la formación para el uso de herramientas como Tableau (líder del mercado), sino en ese necesario modelado de datos que resulta imprescindible para que tu proyecto de BI tenga éxito.

Contáctanos sin compromiso y juntos lo haremos posible.

 

Me gustaría tener más información