Google Maps mejora nuestro negocio de retail: mucho más que un mapa para situarse

Google Maps Platform

Google Maps for Retail

El sector del retail está experimentando muchos cambios en su manera de acercarse a los clientes, y la tecnología está siendo la protagonista en cuanto a la relación con la mayoría de ellos. Google Maps tiene también su particular aportación. ¿Sabemos aprovecharla?

Ya conocemos el impacto que tienen las redes sociales en el día a día como nuevo canal de relación con los clientes así como en la imagen de marca.

Por otro lado, la venta online no tiene por qué ser nuestra enemiga. Fórmulas como Click & Collect se están generalizando porque suponen ventajas para ambas partes. Por un lado para el cliente, porque asegura la disponibilidad del artículo y se ahorra (normalmente) los gastos de transporte. Por otro, para el vendedor, porque añade una venta más a su negocio simplificando la logística. De este modo, se consigue que el cliente acuda sí o sí a uno de sus establecimientos. Esto abre la posibilidad de una nueva venta en el momento de la recogida.

¿Cómo puede Google Maps ayudarnos en nuestro negocio de retail? La cosa está clara: ayudando a los clientes a localizarnos indicándoles cuál es nuestra ubicación en una determinada zona geográfica. En este caso, también podemos compartir con ellos nuestras imágenes como pueden ser las de la propiedad o los  planos de planta de la tienda.

Y no sólo eso. También podemos facilitarles la mejor ruta para acceder a nuestro negocio independientemente del medio de transporte que escojan (transporte público, automóvil o andando). Además, aporta información en tiempo real sobre el tráfico, calculando el tiempo necesario para llegar al destino, cosa que facilita mucho las cosas.

Hasta aquí, nada que no sepamos como usuarios de Google Maps.

Predicción de afluencia, hábitos de compra e inventario

Quizá ya sepas que Google aprovecha su tecnología para indicar a los usuarios los momentos más concurridos del día en bares, cafés, restaurantes o tiendas, basándose en el histórico de datos de visitas. Esta característica, que se lanzó el año pasado, es útil para aquellos consumidores a los que les gusta saber cuándo determinados negocios están más bulliciosos: porque interese ir a un bar más animado o, por el contrario, para hacer compras tranquilas y sin aglomeraciones.

Esa capacidad de predicción de afluencia de clientes nos puede ayudar, por otro lado, a dimensionar nuestro propio personal.

Pero… ¿qué tal si una vez que el cliente ha seleccionado un determinado producto, le mostramos en el mapa de su zona el stock de cada localización? Podríamos hacerlo gracias a la integración de esta información en tiempo real con la información geográfica.

También podemos darle la vuelta a la tortilla y no centrarnos en nuestros establecimientos, sino precisamente en los clientes. ¿De qué manera? Integrando información de terceros, como pueden ser datos demográficos, datos de la cadena de suministro o datos de propiedades.

Asimismo, Google Maps facilita el análisis demográfico de las distintas zonas para mejorar nuestras ventas. Para ello te proponemos algunas ideas: estudiar los hábitos de compra de los consumidores, enlazar esa información con sus datos geográficos, asignar el presupuesto publicitario según los análisis de zonas, etc. En todas estas actividades podrías vincular tus sistemas de gestión con el geoposicionamiento de Google Maps. Como consecuencia de todo ello, podrías tener la información necesaria para reubicar puntos de venta o diferenciar los stocks de unas tiendas a otras.

De hecho, esa gestión de productos personalizada te permitirá crear inventarios según las necesidades específicas de los consumidores de cada entorno.

Mejora el proceso de compra online

Otra interesante funcionalidad que nos ofrecen las APIs de Google es ‘Places Autocomplete’. Apoyada en la información de Google Maps permite completar la dirección de envío de las compras online, de tal forma que se evitan errores en esa fase de la operación. Más aún cuando éstas se realizan a través de un dispositivo móvil, con la dificultad que añaden sus teclados sobre la pantalla. Esto contribuye sin duda a reducir la tasa de abandono en el checkout a la hora de completar la compra.

Las APIs de Google Maps abren la posibilidad de integración del geoposicionamiento con procesos de gestión con los que puedes mejorar las decisiones de negocio. En Intelligence Partner combinamos nuestro fuerte conocimiento técnico con una amplia experiencia empresarial. Y, gracias a ello, podemos ayudarte a añadir nuevas posibilidades a tu negocio.

Me gustaría tener más información

Me gustaría tener más información