Gamificación: de la teoría a la práctica en la Transformación Digital con Google

El término gamificación está adquiriendo cierto protagonismo gracias a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Definido de manera sencilla, la gamificación es simplemente la aplicación de mecánicas propias de juegos a entornos ajenos al juego.

gamificación

Aplicada a la empresa, consiste en trasladar elementos característicos del juego a los procesos corporativos, creando un nuevo entorno de cooperación, por ejemplo:

  • Rankings basados en un sistema de puntuación.
  • Premios y regalos por la consecución de objetivos.
  • Adquisición de status, cumplimiento de reglas etc.

En concreto, el auge de la gamificación se ha producido por suponer un método extremadamente fiable para la gestión de la Transformación Digital. ¿Por qué? Sencillamente porque permite definir objetivos (como fomentar la colaboración entre equipos); motivar su consecución o gestionar el cambio (creando un entorno de incentivos); y medir los resultados (definiendo métricas).

Al igual que la transformación digital, actualmente se aplica en todos los sectores y áreas funcionales de negocio. Y ¿cómo sabemos si podemos beneficiarnos de las ventajas de la gamificación? Posiblemente te hayas planteado alguna de estas cuestiones:

  1. ¿Puedo optimizar la utilización del correo electrónico corporativo? ¿Pasamos demasiado tiempo leyendo/respondiendo correos no esenciales?
  2. ¿Cuánto cuestan a la empresa las reuniones internas? ¿Puedo realizarlas de manera más eficiente? ¿Puedo incentivar las reuniones con clientes al equipo comercial?
  3. ¿Puedo medir el ROI de la Transformación Digital del puesto de trabajo? ¿Y el grado de colaboración entre equipos?
  4. ¿Existen formas de optimizar procesos o gestionar un cambio cultural proporcionando una experiencia dinámica a los empleados?
  5. ¿Podemos potenciar la fidelización del talento?

Si te sientes identificado… ¡la gamificación puede ser la solución!

Intelligence Partner propone una metodología ágil para implementar estas soluciones comenzando por un área y grupo específicos, definiendo las métricas y analizando los resultados para extraer conclusiones. La gamificación, al ser una metodología y no una solución cerrada, puede y debe adaptarse a las necesidades actuales de la empresa, y evolucionar de acuerdo con la evolución de la empresa.

¡A jugar!

Me gustaría tener más información