El futuro de los Recursos Humanos y el papel del Business Intelligence

Business Intelligence

Las aplicaciones de la analítica de datos con el apoyo en la tecnología de Business Intelligence son muy variadas, con tal de que transformen los datos en información válida y faciliten la toma de decisiones a los directivos de un determinado negocio. Y entre los variados intereses, el de los Recursos Humanos no iba a quedarse fuera.

business-rrhh

La recopilación, notificación y análisis de los datos relacionados con los RRHH no es nada nuevo. Asuntos como el seguimiento de la rotación de los empleados para ofrecer un determinado servicio al cliente, la detección de los niveles de absentismo, la gestión de las encuestas, el análisis de los niveles de compromiso… sin darnos cuenta (o sin querer darnos cuenta) estamos empleando datos de los empleados para mejorar nuestras prácticas tanto en la contratación de personas, como en un momento dado afianzar su retención y mejorar la gestión del talento.

Muchas veces también simplificamos el uso de estos datos -sin apenas analítica- para un cálculo adecuado y riguroso de las nóminas, y nuestro ámbito de estudio no va mucho más allá, cuando en realidad les podríamos sacar mucho más partido. Se trata simplemente de cambiar de enfoque: pasar del simple reporte, a la verdadera analítica.

De hecho, de un tiempo a esta parte, las herramientas que tenemos a nuestra disposición han avanzado muchísimo, haciendo no sólo más sencilla la interpretación de los datos, sino también su consolidación procedente de diversas fuentes en principio inconexas.

Human Resources Business Intelligence

Para dar cabida a todas estas cuestiones ha nacido una nueva disciplina conocida como HRBI (Human Resources Business Intelligence), que no es otra cosa que aplicar la inteligencia empresarial a la gestión de los recursos humanos, lo que permite identificar de forma proactiva posibles problemas antes de que éstos nos sorprendan, y, por lo tanto, aplicar soluciones antes de que vayan a mayores.

Consiste en incorporar en tiempo real a los cuadros de mando la información desde este nuevo enfoque, lo que nos permite en un momento dado identificar mejores prácticas, aquellos gerentes o responsables más valiosos por su alto rendimiento, y las personas más influyentes dentro de la empresa. ¿Cómo conseguirlo? Incorporando datos de las conversaciones electrónicas “informales”, de los correos electrónicos,… estableciendo y analizando patrones de comunicación entre unos y otros. Al final no sólo identificaremos comportamientos, sino que además podremos mejorar la estructura de la organización para alinearla con el trabajo real que cada uno lleva a cabo. No sólo pensando en los ejecutivos, sino en toda la organización (independientemente de la posible rotación de los puestos y sus contrataciones), incorporando datos no sólo de los PCs y portátiles, sino también de los dispositivos móviles personales, que ya van cobrando identidad en todas las empresas.

Todo esto que comentamos nos podría asustar, como si de un Gran Hermano se tratase que vigila a los empleados de la organización. Sin tener que llegar al más pequeño detalle, con la ley de protección de datos personales en la mano, se pueden conseguir datos muy interesantes que sin duda pueden influir decisivamente en las estrategias a aplicar dentro del negocio. Si te interesa este asunto, puedes hablar con nuestros consultores y quizá puedan darte algunas ideas prácticas sobre cómo aprovechar los datos que ya genera la empresa en el día a día. Pasaremos de percepciones a datos verdaderamente tangibles.

En el IBM Business Connect 2014:  “A new era of Smart”,aparece el siguiente gráfico, donde se ve puede comprobar la mejora en de estos procesos gracias a Analytics:

datos-analytics

Me gustaría tener más información

Me gustaría tener más información