Todo lo que debes conocer de Drive File Stream, la evolución de Google Drive Sync

G Suite

El nuevo acceso en streaming a los archivos de Drive permite disponer de éstos desde un PC, Mac o dispositivo móvil sin necesidad de descargarlos previamente, ahorrando tiempo de acceso y sincronización y, por supuesto, espacio de almacenamiento.

Drive File Stream

Desde hace pocas semanas está disponible el reemplazo de Google Drive Sync para empresas, como ya anunció la compañía a principios de este año. La nueva aplicación, denominada Drive File Stream, pone a disposición de los usuarios de G Suite los documentos almacenados en la nube, descargando únicamente los que se necesitan en cada momento. Esto supone un ahorro significativo de espacio en el disco duro local o en la memoria del dispositivo utilizado. Existen por lo tanto versiones para PC/Windows, Mac y, en forma de apps, para dispositivos móviles.

Inteligencia aplicada a las descargas

A diferencia de Google Drive Sync, que sincronizaba la totalidad de las carpetas seleccionadas en la nube, ahora no es necesario tener los documentos descargados para acceder a ellos. Es decir, no hay que esperar a que concluya la sincronización para abrirlos desde las aplicaciones de Microsoft Office o Adobe Photoshop, por poner un par de ejemplos.

Además de ver la totalidad de los archivos en el Explorador de Windows o en el Finder de Mac, se pueden incluso lanzar búsquedas aunque los documentos no estén en local. También  puedes reorganizar las carpetas, aunque en realidad los archivos no estén descargados localmente; de la sincronización sobre los posibles cambios ya se encargará luego el servicio de File Stream.

Como era de esperar, Google ha ido un paso más allá aplicando técnicas de inteligencia empresarial, de tal manera que es capaz de adivinar qué archivos se van a necesitar en un futuro próximo y por lo tanto tenerlos en el caché local para que estén disponibles en el menor tiempo posible.

Drive File Stream

Favorece la edición online y concurrente

Precisamente al estar los archivos almacenados directamente en la nube, los diferentes usuarios que de forma concurrente quieran editarlos en modo colaborativo podrán hacerlo sin problemas y de forma transparente.

Paralelamente también sincroniza las carpetas locales que se deseen (archivos sin conexión), de tal manera que, si se trabaja supuestamente en local o está previsto no disponer de conexión a internet, puedo editar con normalidad. El servicio se encarga entonces de sincronizar de forma automática en la nube, el nuevo archivo en cuanto sea posible y sin necesidad de intervención manual posterior por parte del usuario.

¿Cómo sabremos que ya podemos usar Drive File Stream?

Pues muy sencillo. Dado que la disponibilidad se irá aplicando según el tipo de cuenta, los usuarios empresariales de Google Drive irán recibiendo notificaciones sobre su cierre, marcándola adicionalmente con la etiqueta “obsoleta”. De todas formas, el soporte dejará de estar disponible a partir del 11 de diciembre, y el cierre completo se llevará a cabo el 12 de marzo de 2018.

File Stream está disponible para Windows 7 y posteriores, así como para OS X El Capitán (versión 10.11) y posteriores. Y para los usuarios no empresariales, Google Drive Sync será reemplazado por ‘Copia de Seguridad y Sincronización’ de Google (Backup & Sync).

Esta innovación de Google para propiciar la colaboración de los equipos de trabajo desde cualquier dispositivo y lugar reforzar aún más su posición de liderazgo como mejor solución de productividad para nuestros clientes.

 

Me gustaría tener más información